El cliente es el centro del negocio

Existe una gran realidad en el mundo empresarial, el cliente es el centro del negocio, el bien más preciado. Atender bien es esencial, y más esencial aún saber que los clientes esperan mucho más que un producto o servicio que están adquiriendo. Los clientes buscan una experiencia satisfactoria.

Ofrecer un buen producto o servicio ya se tiene como algo de hecho, es decir, el cliente ya no duda que debe ser así. La atención al cliente está directamente conectado a la experiencia y es una cuestión estratégica para mantener clientes.

La preocupación con la atención debe empezar ya en los primeros contactos, en el periodo de la prospección, el encantamiento del cliente ya puede empezar en esta fase y madurar con el cierre de la venta. No se debe olvidar que la primera impresión debe ser la mejor posible para que el cliente se sienta a gusto y guarde una buena imagen ya sea del producto o de la empresa.

En el caso de productos que demanden asistencia técnica, los responsables de las mismas deben atender con el mismo padrón de atención con el que fue conquistado el cliente, sin olvidar de cumplir al pie de la letra todo lo que fue convenido entre las partes u ofrecer una explicación racional si existe cambios.

Cuando algo sale de lo previsto en una atención, como ser atrasos en la entrega o equivocarse con el pedido, siempre se debe ofrecer algo de valor al cliente ya sea descuentos o algo a más de regalo, para demostrar que la empresa desea disculparse por el mal momento, y  en verdad se importa con el relacionamiento que existe, ya que él ha optado por nuestra marca entre las diferentes opciones que tenía en el mercado.

En el caso de dudas, reclamos o consultas, el cliente debe tener la misma atención o mejor que cuando estaba adquiriendo el producto o servicio. No se debe olvidar en este paso que se trata de mantener a un cliente, usted ya lo ha conquistado, ahora está en la fase de mantenerlo. El cliente no debe perder la seguridad en seguir consumiendo sus productos o servicios.

La buena atención al cliente está más relacionada con una actitud empresarial que las grandes cantidades de dinero que se pueda invertir, cuanto más creativo, mejor. Todo esto repercute directamente sobre la productividad del equipo de trabajo al sentirse motivado con la consecución de los objetivos de la empresa.

Anotaciones de flujo de caja o flujo de efectivo

¿Cuanto gasta la empresa?

¿Como gasta la empresa?

¿Qué es el flujo de efectivo y como puede ayudarte en tu empresa?

Permite acompañar el movimiento financiero

El suceso de las finanzas está en el análisis de los datos.

  1. Controlar las entradas y salidas en un periodo determinado.
  2. Evaluar si lo recibido será suficiente para cubrir los gastos asumidos y previstos.
  3. Anticipar decisiones cuando existe falta o excedente de dinero
  4. Descubrir si la empresa está trabajando ajustado u holgado financieramente.
  5. Indicaciones para ajustar el precio de venta para arriba o para abajo.
  6. Verificar la posibilidad de realizar promociones y liquidaciones.
  7. Confirmar si los recursos financieros propios serán suficientes para llevar el negocio o si existe necesidad de buscar dinero extra.

Recomendaciones

  1. Registre todos los movimientos
  2. Verifique constantemente su flujo de caja
  3. Gerenciar el inventario.
  4. Visualizar el corto y largo plazo.
  5. Evalúe de manera realista su capital de giro.
  6. Padronizar créditos para los clientes.
  7. Automatice la gestión.

 

 

El despertar financiero

Cuando las personas empiezan a ser conscientes de que para conseguir los recursos financieros deben ofrecer a cambio sus horas de vida, y aprecian esa vida como el bien mayor existente, aflora un verdadero compromiso con la administración eficiente del dinero, a eso podemos llamar el despertar en el mundo de las finanzas.

Para muchas personas administrar correctamente sus compromisos económicos les puede resultar poco atractivo, porque pareciera restringir la libertad de hacer lo que queremos, pero, para los ya conscientes de como funciona el flujo de energía en el mundo de las finanzas, es el ejercicio básico y el compromiso primario para obtener el equilibrio en el día a día.

Muchas de las personas mayores que administran sus hogares con salarios muy ajustados tienen en la punta de la lengua que la regla de oro es no gastar más de lo que se gana, resumiendo, siempre debe haber algo en la caja, en la billetera o en el bolsillo.

Al final, la salud financiera de una persona no está dada por cuanto ingreso tenga, sino por la calidad de sus gastos. Recomendaciones habrá varias, pero, nunca está demás insistir en que debemos hacer las cosas por iniciativas propias y no por imposición de las reglas que no supimos entender y aplicar a tiempo.

Saldo >= Ingresos – Egresos (Saldo siempre debe ser mayor o por lo menos igual que: Ingresos menos Egresos).